Sare desconvoca la marcha de Arrasate y traslada la reivindicación en contra de la cadena perpetua a todas las plazas de Euskal Herria

Sare desconvoca la marcha de Arrasate y traslada la reivindicación en contra de la cadena perpetua a todas las plazas de Euskal Herria

La Red Ciudadana Sare denuncia que desde algunos sectores se ha intentado desvirtuar, e incluso criminalizar esta movilización a favor de los derechos humanos. Subrayando, que se han dado actitudes carentes de responsabilidad y con las cuales se ha reforzado las posiciones de quienes vienen rechazando cualquier cambio en positivo en la política penitenciaria, que pretenden paralizar bajo presión y manipulación. Sare ha querido recordar que los Derechos Humanos no son parcelables y no se pueden defender unos y despreciar otros.

CONTEXTO.

Desde hace semanas la Red Ciudadana SARE, y en particular, quienes en este ámbito trabajan en la localidad de Arrasate, hemos venido asistiendo a una incalificable presión, por la convocatoria realizada para este sábado 18 de setiembre. Dijimos en su momento, lo repetimos el pasado lunes en Donostia y nos ratificamos hoy, que este acto convocado por SARE-Arrasate perseguía la denuncia pública de una legislación que con carácter excepcional es de aplicación a los presos y presas vascos.

Nos referimos entonces y ahora, a la ley 7/2003, aprobada “ad hoc”, para su aplicación a los presos vascos y que posibilita cadenas perpetuas encubiertas, porque sino que otra cosa es, cuando hay, aproximadamente, 15 presos/as, condenados a 40 años de prisión efectiva. Condenas que van en dirección opuesta a lo indicado en la normativa penitenciaria, que insiste en el camino de la reintegración social de las personas privadas de libertad.
Desimagina, Aramendi, Aretxabaleta, Badiola, Etxebarria, Castro, Larretxea, Parot, Troitiño o Zapirain son algunos de estos presos.

Desde algunos sectores mediáticos, políticos e incluso institucionales, se ha intentado desvirtuar, e incluso por parte de algunos criminalizar esta movilización a favor de los derechos humanos, con acusaciones carentes de razón, insistiendo repetidamente que este era un acto de homenaje a un preso concreto.

A pesar de que esto se ha desmentido constantemente, se ha continuado insistiendo en ello. Nuestra verdad, nuestras razones, para esta convocatoria se han ignorado y se ha continuado con la insidia, la descalificación y las presiones. Y lo que es más grave, deliberadamente, se ha ignorado la apuesta que siempre ha hecho SARE por la paz, la convivencia y la resolución.

MOMENTO HISTÓRICO
SARE ha venido manifestando repetidamente en la importancia del momento histórico que estamos viviendo en nuestro País. Un momento que exige no solo altura de miras, sino, también, apuesta de futuro. Un futuro basado en la convivencia y en la resolución.

Hemos venido valorando positivamente los pasos que se han venido dando, tras años de bloqueo, para poner fin a la política de alejamiento y en la medida de nuestras posibilidades los hemos apoyado. Hemos conseguido, entre todos y todas, ir abriendo camino, paso a paso, pero sin mirar atrás, para poner fin al régimen de excepcionalidad que continúan padeciendo los presos/as vascas y sus familias y que ven vulnerados sus derechos.

DENUNCIA.
Es por esta razón que hemos asistido desde la perplejidad a algunas actitudes que estos días se han producido en el ámbito político, institucional o mediático. Actitudes carentes de responsabilidad y con las cuales se ha reforzado las posiciones de quienes vienen rechazando cualquier cambio en positivo en la política penitenciaria y pretenden paralizar bajo presión y manipulación estos avances, no dudando para ello, en la utilización despreciable del dolor de las víctimas, usándolas como arma contra el contrario. En esas dinámicas nunca encontraran a la Red Ciudadana SARE.

DDHH
A quienes han querido contraponer a las víctimas de la violencia con el respeto de todos los Derechos Humanos para todas las personas queremos recordarles que los Derechos Humanos no son parcelables. No se pueden defender unos y despreciar otros.

Sare no dejará nunca de defender y movilizarse por los derechos humanos de todas las personas y por tanto, también, de las personas privadas de libertad. Y más en concreto por los derechos que en un Estado que se dice democrático y de derecho corresponde a todos los ciudadanos, sin excepción.

Hemos trasladado siempre nuestro respeto a todas las víctimas de la violencia. Hemos trabajado por crear espacios de convivencia y trasladar nuestra empatía hacia quienes han sido víctimas de todas las violencias generadas en nuestro Pueblo.

Y es por esta razón que defendemos nuestra legitimidad, para continuar oponiéndonos a todas las leyes y actuaciones vulneradoras de derechos, que como la ley 7/2003, se aplica a un número importante de presos y presas vascos.

Es absolutamente compatible, nuestro respeto a las víctimas como nuestra denuncia de cualquier otra vulneración de derechos humanos.
Flaco favor estaríamos haciendo a nuestro Pueblo si calláramos ante esta vulneración de derechos, con el argumento falso de que se causa más dolor a las víctimas.

Es hora de buscar espacios de entendimiento, para poder avanzar en la convivencia y no de malmeter, desvirtuar y manipular, por fines políticos o ideológicos. Debemos de actuar de manera responsable con el momento histórico que estamos viviendo. Estamos convencidos que, sin olvidar, es posible avanzar sin odiar.

NO CONFRONTACIÓN.
Dijimos hace unos días en Donostia, en la presentación de la manifestación que celebraremos allí el 23 de octubre, que no veíamos razones objetivas para desconvocar la marcha programada este sábado en Arrasate.
Según han transcurrido los días, vamos comprobando, con preocupación, como este acto algunos quieren convertirlo en una confrontación con quienes pacíficamente tienen intención de participar en él.

Desde la responsabilidad de la que siempre hemos querido defender, hoy tenemos que anunciar que no alimentaremos ningún espacio de confrontación. Que a quienes tenían intención de venir a Arrasate a confrontar, atendiendo las proclamas de la ultraderecha, no les vamos a posibilitar esa confrontación.
Esta es la razón por la que hemos tomado la decisión, reflexionada conjuntamente con nuestros compañeros de Sare-Arrasate, de desconvocar esta marcha y convocar para este mismo sábado a la mañana, en todas las plazas de EH, concentraciones bajo el lema: “Bizi osorako zigorrik ez! Giza Eskubideak, elkarbizitza, konponbidea” (No a la cadena perpetua. Derechos Humanos, convivencia y resolución).

Datozen ekimenak

AZKEN BIDEOAK #IZANBIDEA