Madrid se declara ajeno a los fallos de Europa contra el alejamiento

El Gobierno español explica en una respuesta parlamentaria que no se siente vinculado por las dos condenas europeas recientes a Rusia y Ucrania por alejar a presos. Alega que las situaciones son distintas y que el número es escaso.

El Gobierno español vuelve a situarse enfrente de la doctrina europea con su política carcelaria. En esta ocasión, por la dispersión aplicada sistemáticamente a los presos vascos. Y es que en el último año y medio la cuestión del alejamiento de los prisioneros ha sido abordada y condenada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en un doble caso en Rusia y un tercero en Ucrania. Interpelado por ello en el Congreso, recurre a dos excusas: que las situaciones de los países son distintas y que no hay un «número significativo de sentencias» en esta línea.

El interrogante fue trasladado por el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que preguntó al Gobierno Rajoy si «tiene conocimiento de que hay sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que establecen el derecho de las personas presas a cumplir condena cerca de sus domicilios porque así lo exige el derecho a la vida familiar». Se refiere al fallo relativo primero a los oligarcas rusos Jodorkovski y Lebedev y al que dio la razón después a un ciudadano ucraniano apellidado Vintmant, muy diferentes en sus características pero idénticos en cuanto al sentido de la sentencia de Estrasburgo.

 

[otw_shortcode_button href=”http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/2015-04-14/hemeroteca_articles/madrid-se-declara-ajeno-a-los-fallos-de-europa-contra-el-alejamiento” size=”medium” bgcolor=”#ff4b44″ icon_type=”general foundicon-plus” icon_position=”left” shape=”square” text_color=”#fff” target=”_blank”]Jarraitu irakurtzen[/otw_shortcode_button]