Joan Tardá, presos vascos, víctimas de la sed de venganza del PP

joantarda