El pasado día 22 de abril hicimos pública la campaña #SOSPresoakCovid19, una campaña que pusimos en marcha conjuntamente Salhaketa Nafarroa, Etxerat, Altsasuko Gurasoak y Sare Herritarra. Con esta campaña hicimos un llamamiento a la sociedad navarra a respaldar las peticiones que venimos exigiendo al Gobierno de España: que por parte de la SGIP se adoptasen medidas respetuosas con los derechos de las personas presas para hacer frente al COVID-19.

En este acto de hoy queremos hacer públicas las adhesiones recogidas hasta el día de hoy y agradecer a las más de X asociaciones que han respaldado nuestra propuesta así como a los sindicatos y partidos políticos que también se han sumado al manifiesto.

Ahora, cuando la crisis sanitaria parece que ha entrado en una nueva fase y estamos en la desescalada del confinamiento, también queremos exigir a la SGIP que respete los derechos de las personas presas y que el desconfinamiento en las cárceles se realice al mismo tiempo y bajo los mismos criterios que en la sociedad en libertad.

Desde #SOSPresoakCovid19 elaboramos un pequeño dossier con las medidas que observábamos como necesarias a tener en cuenta para la desescalada en las cárceles, dosier que entregamos hace 2 semanas tanto al Consejero de Justicia como a la Consejera de Relaciones Ciudadanas. Hoy queremos hacer público también este dosier y llamar la atención en aquellas cosas que la SGIP no menciona o no atiende en su plan de desescalada publicado el pasado día 13 de mayo en el BOE:

1. Seguimos exigiendo la excarcelación de aquellas personas presas que se encuentran dentro de los colectivos especialmente vulnerables al contagio de Covid19 como son las personas mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas así como mujeres embarazadas o con hijos o hijas presas con ellas en las cárceles. También solicitamos la excarcelación de personas presas con condenas cortas, que vinieran disfrutando de permisos de salida con anterioridad al estado de alarma y de aquellas que ya hayan cumplido las ¾ partes de su condena.

2. Si bien se ha reconocido el inicio de las comunicaciones con familiares y personas allegas por cristales así como las salidas de permisos penitenciarios en ambos casos éstas quedan supeditadas a que se cumplan las restricciones de movilidad fijadas (no salir de la provincia). Esto hace que las personas que se encuentran cumpliendo condena en una cárcel alejada de su lugar de origen no van a poder recibir visitas ni disfrutar de permisos. Por ello exigimos que, dado que es la SGIP quien vulnera los derechos de las personas presas no cumpliendo con el mandato legal de que las personas presas lo estén en la cárcel donde se encuentra su lugar de arraigo, se autoricen excepcionalmente estos desplazamientos tanto a personas presas para salidas de permiso como a familiares y allegadas para realizar visitas.

3. No obstante, con lo dicho anteriormente, se visibiliza una vez más la mayor vulneración de derechos que sufren las personas cuando lo están alejadas de su lugar de arraigo. Por ello sigue siendo urgente que la SGIP cumpla con la legalidad y adopte las medidas necesarias para que todas las personas presas que así lo deseen cumplan condena en la cárcel más cercana a su lugar de arraigo.

4. También se recoge en el plan de desescalada la recuperación de las actividades dentro de prisión, algo que es posible desde el jueves pasado. Sin embargo a día de hoy en la cárcel de Pamplona no se han dado inicio a estas actividades y no se autoriza la entrada de ninguna asociación. Si en la calle ya se pueden desarrollar actividades laborales y sociales no existe razón para, con las medidas sanitarias oportunas (guantes, mascarillas, gel hidroalcohólico), iniciarlas también en la cárcel.

Insistimos en que es cuestión de voluntad política, y vivimos un tiempo en el cual más si cabe que nunca la voluntad política tiene que estar al servicio de la salud y la vida del conjunto de la ciudadanía. También de las personas presas.

Preocupados por el preso Patxi Ruiz

Desde Salhaketa, Sare, Etxerat y Altsasuko gurasoak también tenemos en cuenta la situación del preso Patxi Ruiz, «Vivimos con mucha preocupación la situación del preso Patxi Ruiz. Queremos denunciar que es consecuencia de la política penitenciaria de excepción «. «Para que estos hechos no ocurran hay que acabar con la política penitenciaria basada en la venganza».