Ayer conocimos la triste noticia del fallecimiento del preso de Galdakao Kepa del Hoyo, como consecuencia de lo que parece ser un ataque al corazón, en la cárcel de Badajoz, a 700 kilómetros de casa.

El preso de Galdakao llevaba 20 años en la cárcel, siempre lejos de sus familiares y amigos. Al sufrimiento que genera de por sí la cárcel hay que sumarle la vulneración de derechos que supone para el preso y la familia el alejamiento a ciéntos de kilómetros. Además de todo esto, Del Hoyo denunció en 2002 haber sido agredido por un funcionario de la cárcel.

En estos momentos tan difíciles queremos trasladar desde la Red Ciudadana Sare todo nuestro apoyo y solidaridad a los familiares y amigos.

Nos gustaría enviar un fuerte abrazo, especialmente, a su hijo Peru. Peru ha sido toda su vida un “niño con mochila”, obligado a viajar miles y miles de kilometros para poder ver a su padre, soportando largos viajes a diferentes cárceles, siempre a más de 700km de distancia. Hoy queremos tener un recuerdo para todos esos niños y adolescentes que están en la misma situación, que ven vulnerado su derecho a crecer cerca de su padre o de su madre.

Del mismo modo, tenemos en mente a todas las personas que, estando gravemente enferman, siguen en prisión. Está demostrado que la cárcel supone un grave deterioro en la salud de las personas. Los presos gravemente enfermos deberían estar en casa para así poder tratar su enfermedad de la mejor manera posible.

Queremos subrayar, una vez más, que desde Sare consideramos imprescindible acabar con esta política penitenciaria de venganza. El alejamiento es una vulneración de derechos muy grave que sufren directamente los familiares y amigos de las personas presas, una vulneración de derechos que genera mucho sufrimiento. El alejamiento supone coger el coche para hacer 700 kilómetros cuando acabas de conocer el fallecimiento de un padre, hermano o amigo.

Si queremos avanzar en el camino de la Resolución y alcanzar una Paz verdadera tenemos que acabar con esta política de excepción y vulneración de Derechos Humanos. En ese sentido, desde Sare queremos volver a hacer un llamamiento a la sociedad civil, para que siga trabajando en defensa de los derechos de las personas presas, para así hacer viables la paz, la convivencia y la resolución.

Giza eskubideen defentsan laguntza behar dugu!

Gurekin parte hartu eta ekarpen ekonomikoa egin nahi baduzu SAREINA izatera gonbidatzen zaitugu. Izan Sare!

Izan Sare