Pedimos al Estado español que no alargue esta injusticia e invitamos a la ciudadanía vasca a que el 20 de octubre salga a la calle para mostrar su deseo de avanzar”

Estamos en vísperas de una resolución del TEDH, que esperamos suponga el fn de la actuación de la política y justicia española, en el incumplimiento de la normativa europea, en relación al computo de penas privativas de libertad, cumplidas en países diferentes de la UE.

Queremos recordar en en 2.008, en la U.E., se aprobó y entro en vigor una ley mediante la cual las sentencias impuestas en distintos estados de esa UE, deben de tener los mismos efectos en cualquiera de ellos.

El Estado español, en aquello que algún ministro del Interior llamó, ingeniería jurídica, ha venido haciendo caso omiso a lo indicado en la legislación europea en esta materia, e incluso no ha respondido a las diversas peticiones de explicaciones que desde la Comisión europea se les ha recabado.

Hemos venido padeciendo un cúmulo de despropósitos políticos y jurídicos, donde personas presas en cárceles francesas, una vez extraditadas al Estado español, no se les ha computado el tiempo de cárcel cumplido. Algo insólito, como así, en diferentes ocasiones la Comisión ha transmitido al Gobierno español.

En este cúmulo de despropósitos, no podemos pasar por el alto, la responsabilidad adquirida por aquellos magistrados del T.SUPREMOS y de la A. N., que en sendas votaciones acaecidas hace tres años, resolvieron, en el caso del T.S., por once votos contra nueve, y en el caso de la A.N. por nueve votos contra seis, no solo no aplicar la normativa europea, a la que España como País miembro esta obligada, sino, no preguntar a la Comisión Europea, como se debía aplicar tal normativa.

Existe, por tanto, una gravísima responsabilidad de aquellos magistrados que actuaron de tal manera, posibilitando el cumplimiento de penas, por encima de las sentencias impuestas por los tribunales de justicia.

La decisión del TEDH, a pesar de que pueda ser favorable a lo que desde hace años venimos defendiendo desde SARE, consideramos que llega tarde. Cuando la venganza del Gobierno español ha permitido que un numero importante de personas, hayan cumplido varios años más de privación de libertad, que las indicadas en la sentencia que les condeno.

la decisión que adoptara próximamente el TEDH, se hace sobre uno de los recursos presentados. En concreto el de Santiago Arrospide. Hoy ya en libertad, después de haber cumplido varios años más, sobre la condena impuesta por los jueces.
Pero es obvio, desde la lógica jurídica, que una vez producido este pronunciamiento del TEDH sobre uno de los recursos presentados, deberá ser aplicada la misma doctrina, sobre los, aproximadamente, 50 presos. De los cuales, 14, podrían salir ya en libertad.

Esta próxima decisión del TEDH, supondrá un nuevo toque de atención al G.Español y su política penitenciaria vengativa, pero tras él, desearíamos invitar al Gobierno socialista,a que escuche más a la ciudadanía vasca y aproveche esta decisión judicial para, de verdad, acometer cambios en profundidad en la política penitenciaria heredada del PP;

que ponga fn a la política de alejamiento; que tome la decisión, amparándose en la ley de enviar a los presos gravemente enfermos a sus casas y que derogue el régimen de excepcionalidad que se aplica a este colectivo de presos y presas vascas.

Tiene ahora una oportunidad para cumplir las promesas realizadas cuando fue elegido Pte. del gobierno español.

La decisión defnitiva, la conoceremos el próximo 23 de octubre. Habrá que valorar el contenido de la decisión, pero sea cual sea este, el Estado y más en concreto, el Gobierno español, tiene la opción de alargar la aplicación de esta decisión,mediante la alegación correspondiente al fallo del TEDH. Pedimos que no alargue el sufrimiento de estos presos y familiares y con ello, no de continuidad a la vulneración de derechos, como ocurrió en el caso de Inés del Rio, que tuvo que ver como se le privaba de libertad un año más, por las alegaciones presentadas por el Gobierno del PP.

Pedimos al gobierno, que de pasos en el fn de tantas vulneraciones y comience a modifcar la política penitenciaria aplicada por el anterior ejecutivo.

Y por último, a la ciudadanía vasca, desde la Red Ciudadana SARE, les invitamos a caminar todos y todas juntos en Donostia el próximo 20 de octubre. Es necesario que Madrid, que Europa, comprueben que la sociedad vasca quiere avanzar en el camino de una verdadera paz y convivencia. Desterrando las políticas vengativas, vulneradoras de los derechos de las personas privadas de libertad.

¡Necesitamos ayuda en la defensa de los derechos humanos!

Si quieres tomar parte en la red y realizar una aportación económica, te invitamos a ser SOCIX, a ser Sare

Ser Sare