NOTA DE LA RED CIUDADANA SARE SOBRE LA DEROGACIÓN DE LA INSTRUCCIÓN 3/2017:

La Red Ciudadana SARE, considera que la decisión del Gobierno español, de derogar la Instrucción de Instituciones Penitenciarias de 2017, que en la práctica, limitaba la libertad de los presos gravemente enfermos, a la creencia de “que se iban a morir pronto”, es un paso positivo, aunque todo parece indicar, que está motivado por el denominado “Caso Zaplana”

En todo caso, todos los pasos que se den para solucionar la grave situación que padecen un numero muy importante de presos y presas gravemente enfermos, entre ellos, 21 presos vascos, debemos valorarla positivamente, y junto a ello, debemos exigir que esta nueva Instrucción, no sirva unicamente para atender las demandas de libertad del Sr. Zaplana, sino que se aplique al resto de presos, que llevan padeciendo esta injusta situación, desde hace muchos años.

en este sentido, cabe recordar que cada año mueren en las cárceles españolas, unos 100 presos y presas, que lo “venden” como muerte natural. Hay que acabar con este sadismo.

Esperamos, también, que este paso, no quede en un simple enunciado de este Gobierno, como, desgraciadamente, ha ocurrido con el anuncio del fin de la política de alejamiento y que se mantiene, en situaciones similares, a la etapa del PP.

Valorando el contenido de la nueva Instrucción, constatamos lagunas importantes que requieren de un análisis pormenorizada, cuyas lineas generales, queremos adelantar.

En un sinsentido que continúen limitando derechos con Instrucciones, que no tienen ningún carácter legal y que deberían formar parte del Código Penal.

Una Instrucción, puede servir para regular los horarios de los comedores escolares o de las piscinas, pero no para algo tan importante y fundamental y un bien constitucional protegido, como es el derecho a la vida.

Por otro lado, es difícilmente entendible, que esta Instrucción entre a valorar estados de salud, que debe de ser una función exclusiva de los profesionales de la salud.

En todo caso, en esta primera valoración de urgencia Sare, quiere transmitir, con muchas reservas, esa valoración positiva y esa exigencia de que su aplicación no tenga excepciones, según el preso o presa de que se trate.

Continuaremos en nuestro trabajo, de exigir la puesta en libertad de los presos gravemente enfermos, y esta será una de nuestras reivindicaciones que trasladaremos a las calles de Baiona y Bilbo, el próximo 12 de enero.