Sare Herritarra acoge el fallo del Tribunal de Estrasburgo con preocupación. Si bien entiende que la resolución es favorable, la lectura no es la esperada puesto que Sare entiende que así se garantiza la vulneración de los derechos humanos. El fallo niega la posibilidad de considerar las penas cumplidas con una misma base en diferentes estados, por lo que, las presas vascas deberán seguir cumpliendo dos veces su castigo, a pesar de que la sentencia admite que el proceso judicial fue erróneo.

La red ciudadana Sare opina que este fallo agrava el sufrimiento y más que dar facilidades referente al conflicto de presas pone impedimentos ya que, en lugar de pedir que se trate con justicia una ley basada en la venganza, supone mirar para otro lado y permitir que se mantenga igual.

A su vez, Sare pide al gobierno español que derogue la ley injusta que permite alargar las penas, que deje de lado la venganza y el odio y ayude a construir las condiciones que permitan la convivencia y la paz. En este sentido, también hacemos un llamamiento a los representantes del congreso español para que trabajen en esa misma dirección, aplicando la ley europea y así posibilitar las condiciones adecuadas.

Sare quiere recordar que la mayoría de la ciudadanía vasca ha manifestado ser el momento para avanzar y considera necesario dejar de lado dinámicas de venganza y buscar la solución al conflicto de las presas vascas para conseguir una sociedad basada en la convivencia. Subraya que fueron 40.000 personas las que se juntaron el pasado sábado en Donostia en la manifestación más diversa y plural hecha hasta ahora, con el fin de conseguir cambiar la política penitenciaria. Sare quiere hacer un llamamiento a seguir trabajando conjuntamente en este camino y aprovecha para animar a la ciudadanía a participar en las movilizaciones que se han organizado para hoy en sus pueblos.