La Red Ciudadana Sare ha realizado una rueda de prensa en su sede de Gasteiz, para anunciar la Asamblea General Anual que el 24 de marzo se celebrará en la Sala Barriola del Aulario de Ibaeta (Donostia) y en la que, junto a miembros de Sare todo hegoalde, analizarán el año pasado y definirán las iniciativas y dinámicas del nuevo curso. Y para compartir con los medios de comunicación y con la ciudadanía la gravedad de las políticas de alejamiento y sobre doto de las políticas de aislamiento a los que son sometidos los y las presas vascas y que acarrean consecuencias de extrema gravedad, como por desgracia se pudo comprobar la pasada semana con la muerta de Xabier Rey en Puerto de Santa María.

En este sentido, Sare ha denunciado la decisión del Estado de denegar el traslado al segundo grado de los presos y presas vascas, recordando que es precisamente esa situación de primer grado (excepcional y temporal) la que posibilita medidas de excepción como el alejamiento y el aislamiento que han llevado hasta el extremo a Xabier Rey.

Joseba Azkarraga, portavoz de Sare, ha querido subrayar que el 94% de los y las presas vascas se encuentra en este primer grado “desde el momento que pisan la prisión, hasta que sale en libertad, con la condena íntegramente cumplida” y que esta situación es “una situación momentánea en el caso de la población reclusa general”, con solo el 1,5% en primer grado.

Azkarraga además, ha recordado que ante la trágica muerte de Rey, es importante e imprescindible poner sobre la mesa la realidad que otros 33 presos y presas están viviendo en estos momentos, que al igual que Xabier Rey, están alejados a cientos de kilómetros de sus seres queridos y se encuentran en régimen de aislamiento, cumpliendo una doble condena dentro de la misma prisión.

Joseba Azkarraga y Bego Atxa han querido subrayar también la peculiaridad de la situación de las mujeres presas en el Estado español, ya que, 12 de ellas están repartidas en 12 prisiones, solas, sin ninguna compañera.

La Red Ciudadana Sare ha querido acabar recordando los pasos dados por parte del colectivo de presos en los últimos años y la falta de respuesta obtenida por parte del Estado español. “Cuando el Colectivo de presos vasos ha hecho caso a las directrices marcadas por Instituciones penitenciarias, todas las peticiones de cambio de grado o cambio de prisión, han sido rechazadas con el argumento de que mientras ETA no se disuelva, no se tendrán en cuenta. Estas exigencias, que cada vez van a más, por parte del Estado se están convirtiendo en excusas para justificar su inacción y no hacen más que perpetuar una situación de dolor y de conflicto, que desde hace ya años quiere superar este pueblo. Y no solo eso, hoy se les plantean nuevas exigencias, para que el Gobierno cumpla su propia legislación. Exigencias, no están recogidas en ninguna normativa, ley o reglamento para cumplir su propia legislación que por derecho ya se les debería aplicar. Porque un Estado que se denomina democrático no puede aplicar la justicia según le plazca, con motivaciones partidista ni vengativas, y no puede saltarse sus propias leyes que son, junto a la sociedad civil, el único mecanismo de control del poder”

En este sentido, Sare vuelve a pedir poner fin al incumplimiento constante que el Gobierno español hace de su propia legislación y de la europea. “La muerte de Xabier Rey, tiene unas causas objetivas. Es la inhumanidad de un sistema penitenciario que persigue el aniquilamiento de la persona, incluso hasta inducirla a la muerte”.

Azkarraga ha finalizado la rueda de prensa asegurando que Sare, en su III Asamblea General que celebrará el próximo fin de semana, dará cumplida respuesta, con propuestas concretas, a esta situación.