En primer lugar, nos gustaría hacer una valoración sobre lo acontecido ayer en la Audiencia Nacional respecto al macro sumario 11/13 en la que se juzgaba a 47 personas por su labor en defensa de los derechos de los/as presos/as. Nos invaden sentimientos y opiniones contrapuestas al respecto. Por un lado, enfado e impotencia porque este macro juicio nos situaba ante una injusticia más y alimentaba las ganas de venganza de agentes que se empeñan en mantener situaciones del pasado. Desde el primer momento este macro juicio era una injusticia y ahora con el acuerdo alcanzado, también lo sigue siendo.

Pero, por otro lado, con el acuerdo alcanzado ayer, se evita que nuevamente las cárceles se llenen de más ciudadanos vascos, y eso evidentemente nos alegra. A pesar de que esa alegria no puede ser plena, ya que 2 de los 47 encausados tendran que sufrir durante 5 meses las consecuencias de la política de excepción a la que son sometidos, los alrededor de 250 presos/as vascos, que a día de hoy, todavía siguen en prisión. Es momento de mirar al futuro, es momento dar pasos en el camino de la resolución.

La clave para solucionar la situación de los presos/as y para esa resolución integral de la que hablamos, tiene que seguir siendo la movilización y la activación social. Por tanto, nos corresponde a todos/as seguir trabajando para que los derechos de los/las presos/as vascos/as sean respetados, y nos corresponde a todos/as también, dar pasos en ese camino que supere, de una vez por todas, las consecuencias de tantos años de sufrimiento. Ese sigue siendo el objetivo de la Red Ciudadana Sare, y en ese sentido queremos presentar hoy y aquí, una nueva movilización. “Zubiak presoak etxeratzeko”, “Construir puentes para traer a los presos/as a casa”.

Queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía de Nafarroa para que participe en la Cadena Humana que el 5 de octubre realizaremos en este mismo lugar, uniendo estos dos puentes tan emblemáticos de Iruña. Con esta iniciativa queremos destacar la importancia de construir puentes entre diferentes para desatar de una vez por todas, el tema de los presos/as, cuestión indispensable para poder avanzar en el camino de la convivencia y la paz. Y en ese sentido somos los/as ciudadanos/as los que tenemos que ser puente también en esa misma dirección.

Al fin y al cabo, tenemos que ser ciudadanos/as activos/as en ese proceso de vuelta a casa de los presos/as, y activos también en ese compromiso de trabajar para conseguir ese futuro de paz y convivencia que tanto ansiamos. En la calle, en las instituciones, en los centros educativos, en las fábricas… es necesario seguir activando la sociedad, para ser mas en ese camino y para llegar más lejos en nuestros objetivos.

Por lo tánto dos llamamientos a la sociedad de Nafarroa:

Por un lado, como he anunciado anteriormente, hacer un llamamiento a toda la ciudadanía de Nafarroa para que participe en la cadena Humana, que uniendo estos dos puentes de Oblatas y San Engrazi celebraremos el 5 de octubre a partir de las doce del mediodía.

Por otro lado, para dar voz a esta movilización, queremos hacer un llamamiento a pueblos y barrios de Nafarroa para que en todos los puentes se haga visible ese mensaje de que todos tenemos que ser activos en la construcción de puentes; con el objetivo de traer a casa a los/as presos/as y para construir un futuro mejor para todos/as.

Es tiempo de desatar nudos… Entre todos tenemos que traer a los presos a casa. En ese camino juntaremos nuestras manos en la cadena humana del 5 de octubre, aquí, en Iruña. Por la resolución, por la convivencia y por un futuro sin presos.