Fallecimiento del preso vasco Jose Angel Otxoa de Eribe (en libertad condicional desde Julio):

Jose Angel Otxoa de Eribe, preso vasco que fue excarcelado a principios de julio por una grave enfermedad, ha fallecido hoy, tres meses después.

Junto al traslado de nuestra solidaridad, afecto y pésame a sus familiares, queremos denunciar el uso y abuso de la cárcel como castigo y como venganza; con la falta de humanismo de sus rectores que solo han accedido a su puesta en libertad, cuando su situación clínica era límite.

Jose Angel fue encarcelado en hace 19 años. En 2015 le diagnosticaron cáncer. Aún habiendo cumplido las ¾ partes de su condena el 2016 y con una enfermedad grave, mantuvieron a Jose Angel en prisión hasta que su estado fue deteriorando hasta el extremo de ser ya irreversible. Según las leyes ordinarias vigentes, Jose Angel debería haber tenido la oportunidad de ser tratado en casa, en condiciones dignas y con el apoyo de sus familiares y médicos de confianza.

Exigimos al Gobierno Español, ponga fin a esta situación de pena de muerte para los/as presos/as vascos/as, poniendo en libertad a los presos gravemente enfermos, antes de que otros puedan seguir el trágico camino de Jose Angel.

Pongan fin a su odio y venganza y actúen con la humanidad que situaciones como esta exigen. Ante este nuevo suceso, Sare, convocará una manifestación este mismo sábado, 2 de noviembre, en Gasteiz a las 17:00 de la tarde frente a Artium.

#PresxsEnfermxsACasa