La semana pasada, tuvimos constancia de que la presa vasca Itziar Moreno había sido aislada en la cárcel francesa de Fresnes.

Desde entonces, Moreno sigue en aislamiento; el reglamento Nelson Mandela recoge que “por aislamiento se entenderá el aislamiento de reclusos  durante un mínimo de 22 horas diarias sin contacto humano apreciable”.
Aunque los últimos días este caso ha tenido difusión, no es el único. Es más, actualmente se encuentran 25 personas presas en aislamiento. Y no un día o una semana, meses y años también.  De hecho, a pesar de que el aislamiento se contempla en el reglamento penitenciario como un castigo puntual, los y las personas presas vascas sufren este castigo con cierta frecuencia. En algunos casos, estas personas son aisladas durante años en determinadas cárceles, lo que conlleva graves consecuencias para su salud.
La ley penitenciaria, por lo tanto, lo deja claro. Es decir, en primer lugar, deben de empezar a cumplir sus leyes los propios estados español y francés.
El mencionado reglamento penitenciario, en la regla 44, cita:

“Las restricciones o sanciones disciplinarias no podrán, en ninguna circunstancia, equivaler a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. En particular, quedarán prohibidas las siguientes prácticas:

1.    El aislamiento indefinido.
2.    El aislamiento prolongado.
3.    El encierro en una celda oscura o permanentemente iluminada.
4.    Las penas corporales o la reducción de los alimentos o del agua potable.
5.    Los castigos colectivos.”

Desde Sare, red ciudadana que defiende los derechos humanos y que busca la resolución y la paz, vemos imprescindible terminar con las leyes de excepción. Queda claro que los castigos dobles/triples que se aplican a un colectivo concreto son de otra época; época que debemos superar y que la ciudadanía vasca quiere superar. Por lo tanto, este tipo de medidas, como la que está sufriendo la presa vasca Itziar Moreno, no tienen cabida en la construcción de ese nuevo escenario.
Por ello, desde la red ciudadana SARE e impulsando el respeto de los Derechos Humanos de los presos y presas vascas:

> Exigimos al director de la cárcel de Fresnes, y al propio gobierno francés, a que den fin inmediatamente a la situación de aislamiento en la que se encuentra Itziar Moreno.
> Que esta misma medida se aplique a todas las personas que se encuentran en la misma situación, teniendo la opción de estar con el resto de personas presas vascas.
> Acabar con las leyes de excepción que permiten el aislamiento.

Derechos Humanos | Resolución | Paz

¡Necesitamos ayuda en la defensa de los derechos humanos!

Si quieres tomar parte en la red y realizar una aportación económica, te invitamos a ser SOCIX, a ser Sare

Ser Sare