Cientos de personas unen los puentes de Oblata y Santa Engrazia (Iruñea) para reivindicar la necesidad de “unir puentes” para dar solución a la problemático de los y las presas vascas. Tras la cadena humana, se ha realizado un acto en el que han compartido con los participantes el siguientes texto:

Julio Soto destacaba la importancia de desatar nudos en el audio que daba inicio a esta intervención, y esto mismo es lo que queremos reivindicar hoy aquí. Que es tiempo de desatar los nudos que mantienen en una situación de excepcionalidad penitenciaria a los presos y presas vascas, y que es necesario dar pasos hacia un escenario de soluciones que nos acerque a un futuro sin presos/as ni huidos/s. Objetivo por el que se creó la red ciudadana Sare hace 5 años. 

Necesitamos un futuro sin presos/as ni huidos/as, para que la convivencia que deseamos esté cimentada en el respeto de todos los derechos para todas la personas, y en una resolución integral que cierre las heridas de tantos años de sufrimiento. 

Creemos que se dan las condiciones para poner en vías de solución este conflicto que perdura a lo largo del tiempo y tenemos la convicción que para construir ese nuevo futuro es imprescindible tender puentes entre diferentes.

Somos conscientes que tanto sufrimiento aglutina cantidad de inercias que hay que ir dejando atrás. Si queremos que cambie la situación, tenemos que ser valientes a la hora de dar pasos… Pero todos/as tenemos que ser valientes. Todas las partes implicadas tienen que tener voluntad y valentía.

Con el acto que estamos llevando a cabo hoy en Iruñea, queremos remarcar la importancia de tender puentes entre diferentes para posibilitar la vuelta a casa de los presos y presas vascas, multiplicando los pasos hacia una resolución integral. Es la sociedad Navarra quien debe propiciar ese camino: yo, tú, nosotros/as… todos/as tenemos que empujar en la misma dirección. 

Y si queremos que toda la sociedad se una hacia el mismo objetivo debemos aprender a priorizar aquello que nos une de lo que nos separa. Y aquello que nos une es el anhelo de un nuevo futuro,  donde puedan respetarse los derechos de todos y todas, y donde todos los proyectos políticos puedan defenderse en igualdad de condiciones. Para lo que se requiere valentía y voluntad.

Tenemos que ser capaces de unir a la sociedad y de trabajar conjuntamente en el camino de una resolución integral, siendo conscientes que tantos años de confrontación ha generado, y sigue generando todavía hoy, dolor y sufrimiento en nuestro país. Hay que dar solución a esto, si nuestra intención es por lo menos, la de que, en un futuro, no se vuelva a repetir. 


En esa dirección es donde debe resolverse la situación de presos/as y huidos/as, donde la sociedad debe ser el puente que facilite su vuelta a casa. Ciudadanos y ciudadanas activas dispuestas a construir puentes por la convivencia y una agenda de soluciones. Sabemos que la ciudadanía no tiene la llave que traiga a casa a los 249 presos y presas vascas, y también conocemos la nula voluntad del estado español a la hora de dar pasos al respecto.

Por eso mismo, insistimos en que la activación social es el camino, ya que la presión de la sociedad puede acabar con el inmovilismo del estado español. Hay un amplio consenso político, social y sindical en nuestro país que reclama el fin de las medidas excepcionales que se les aplica a los presos y presas vascas. Y el primer paso del estado español tiene que venir de ahí. El fin de la política penitenciaria de excepción que vulnera sistemáticamente los derechos de las personas presas y de familiares y amigos tiene que darse ya. Al fin y al cabo, que cumplan la ley. Eso no desataría del todo la cuestión de los presos/as, pero una vez esto, habría condiciones favorables para seguir dando más pasos. 

Es voluntad lo único que hace falta. Voluntad para dejar atrás años de sufrimiento y conflicto y construir un nuevo futuro. Si conseguimos cerrar todas las heridas y acabar con todos los sufrimientos todos saldremos ganando. A todos nos corresponde ser parte de ese auzolan gigante de construir puentes por la resolución, convivencia y una Eukal Herria sin presos/as ni huidos/as.

 

¡Necesitamos ayuda en la defensa de los derechos humanos!

Si quieres tomar parte en la red y realizar una aportación económica, te invitamos a ser SOCIX, a ser Sare

Ser Sare