Albisteak

Charla sobre presxs gravementes enfermxs en la universidad de Gasteiz

Sare ha comparecido hoy ante los medios de comunicación antes de la charla sobre presxs gravemente enfermxs en la universidad de Gasteiz, para aclarar su postura sobre la polémica que se ha creado:

  • Hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos, estamos aquí para hablar sobre la vulneración del derechoa a la salud y a la vida que sufren los presos vascos. Los presos vascos, igual que el resto de las presonas presas, tiene derecho, por ley, a ser tratados en casa, con el apoyo de sus familiares y el seguimiento de sus médicos de confianza. Este es, y no ningun otro, el tema que hoy vamos a tratar en esta charla.
  • Sare, en sus cinco años de trayectoría, siempre ha trabajado por un mismo objetivo: dar solución al sufrimiento, dolor y vulneración de derechos que se ha perpetuado durante tantos años en nuestro país y trabajar por crear una sociedad en convivencia. Este camino le hemos realizado y, así seguimos haciendolo, mostrando nuestro total respeto hacia todas las víctimas.
  • En todo este tiempo, Sare nunca ha dejado de hablar, de reunirse ni de escuchar a nadie, ni tampoco a silenciado ninguna voz. Los espacios en los que Sare ha participado y los que Sare ha impulsado siempre han sido diversos, con la participación de víctimas tanto de ETA com de otras violencias, la participación de ex funcionarios del Estado, de familiares y personas que han conocido la cárcel, y como no, de aquellas personas a las que se les han vulnerado los derechos humanos. A todas estas voces, tan diversas y de ideológias y vivencias tan diferenres, siempre les hemos pedido una misma cosa; respeto por el prógimo.
  • Porque somos conscientes, que hoy por hoy todavía hay muchas heridas abiertas. Pero su cura no puede dejar a nadie al margen. La empatía y el entendimiento mutuo son las bases para una convivencia. Y para ello, es necesario que nos escuchemos los unos a los otros, aceptar el dolor de unos y otros y ser conscientes de que existen sufrimientos y realidades de todo tipo tras años de conflicto.
  • Estamos convencidas que nos encontramos ante un nuevo tiempo. Así lo demuestran los pasos que se han venido dando estos últimos años; las declaraciones realizadas por los presos sobre el daño causado y su decisión de seguir las vias legales, la disolución de ETA, los acuerdos históricos alcanzados a nivel institucional, político, sindical y social, así como, los espacios de convivencia que se han creado con victimas de diferentes violencias. Estamos ante una oportunidad única para avanzar en pro de la paz y la convivencia y desde Sare, tenemos claro que no podemos dejar pasar esta oportunidad.
  • En este sentido, el boicot que esta sufriendo esta charla por la vulneración de los derechos de los presos gravemente enfermos que aún, hoy en día, siguen en prisión a pesar de sus dolencias, creemos que es contraria a este nuevo tiempo. Por un lado, porque Jose Ramón Lopez de Abetxuko ya ha cumplido de manera íntegra la condena impuesta por la justicia española y, hoy por hoy, es un hombre libre y dueño pleno de todos sus derechos como ciudadano. Y por otro lado, porque esta charla no trata de aquello por lo que fue condenado, sino, únicamente de sus vivencias como preso gravemente enfermo a quien se le vulneró el derecho a la salud. En este sentido, este llamamiento al boicot lo consideramos una forma grave de impedir el derecho a la libertad de expresión y puede dar lugar a confrontaciones y enfrentamientos que siempre tratamos de evitar. Sare, como movimiento que trabaja para acabar con la vulneración de los derechos humanos, no vulnerará el derecho de nadie a expresarse. Es por ello, que hemos decidido mantener nuestra participación en esta charla.

¡Necesitamos ayuda en la defensa de los derechos humanos!

Si quieres tomar parte en la red y realizar una aportación económica, te invitamos a ser SOCIX, a ser Sare

Ser Sare


Día Internacional de los DDHH, estaremos en Ginebra, como representantes de varias organizaciones de Euskal Herria, junto a compañeros/as de Catalunya

El 10 de diciembre, Día Internacional de los DDHH, estaremos en Ginebra, como representantes de varias organizaciones de Euskal Herria, junto a compañeros/as de Katalunya, para dar una reuda de prensa sobre los informes presentados hace meses en el Comité de DDHH de la ONU.

Cada cinco años, los 193 países, miembros de la ONU, deben pasar un examen para revisar la situación de los DDHH, en cada País miembro. En este periodo España, pasa este examen. El resultado de esta revisión de los DDHH de todos estos países miembros de la ONU, es refejado en un informe fnal, que indica las recomendaciones que ese Estado examinado, tendrá que implementar, antes de la próxima sesión.

Cinco organizaciones vascas han remitido alegaciones al Comité: SARE, ETXERAT, Asociación de Abogados Eskubideak ELEAK-Libre Mugimendua y Behatokia-Observatorio vasco de Derechos humanos. Podríamos resumir el hilo conductor de todas estas alegaciones en la persistencia en el Estado español de una excepcionalidad antiterrorista que ha invadido la actuación policial, penal y penitenciaria y que, a día de hoy persiste sin ninguna expresión de violencia política que podría servirle de excusa.

Las alegaciones presentadas por las cinco organizaciones:
La denuncia de la vulneración de derechos que sufren los presos y presas vascas con la política penitenciaria de excepción; el alejamiento a cientos y miles de kilómetros de los y las presas vascas, la situación de los presos gravemente enfermos, asi cómo, la no aplicación del cómputo de penas y su consecuente doble condena, entre otras situaciones.
La vulneración que los familiares de estos presos y presas vascas sufren, así como el peligro al que son sometidos cada fin de semana, recordando que son ya 16 las personas que han perdido la vida en la carretera camino a visitar a sus familiares presos.
El “caso de Altsasu” por el que un altercado nocturno sin consecuencias de gravedad en la que se ven envueltos dos agentes del Estado ha conllevado gravísimas acusaciones de terrorismo contra varios jóvenes que han sufrido penas altísimas de prisión desproporcionadas.
La preocupación por la aplicación de la Ley Orgánica 4/2015 de Protección Ciudadana generando un claro incremento de los abusos policiales y de la vulneración de derechos fundamentales de reunión, manifestación, reunión y la libertad de prensa y otorga armas exacerbadas para la represión contra la crítica política y la movilización social.
Por último se traslada la preocupación por la persecución a defensores de los derechos humanos y activistas de apoyo profesional y solidaridad con personas presas, que realizaban una actuación pública, transparente y pacífica.

Estas son las bases de las alegaciones presentadas que mañana defenderemos en Ginebra en una rueda de prensa conjunta, en la que pedimos a la Comisión medidas para que se dejen de vulnerar todos estos derechos por parte del Estado Español.


Desde la Red Ciudadana SARE, queremos dirigirnos al conjunto de las fuerzas políticas de Euskal Herria, con un único mensaje: ¡AHORA ES EL MOMENTO!

AHORA ES EL MOMENTO

Los resultados de las elecciones del pasado 10 de noviembre de 2019 y especialmente el proyecto de un gobierno de coalición PSOE-UNIDAS PODEMOS ofrecen una oportunidad de un acuerdo amplio entre fuerzas progresistas y soberanistas, siempre que se base en reivindicaciones sociales y nacionales que signifiquen una agenda de cambio real.

Desde la Red Ciudadana SARE, queremos dirigirnos al conjunto de las fuerzas políticas de Euskal Herria, con un único mensaje: ¡AHORA ES EL MOMENTO!

Es ahora, cuando la Agenda Vasca, en la CAV o en Nafarroa, deben de poner en un lugar CENTRAL, de condición sine qua non para cualquier acuerdo de apoyo o abstención parlamentaria, la reivindicación de otra política penitenciaria, basada en algo tan simple y tan importante a la vez, como los DERECHOS HUMANOS y en consecuencia el fin del régimen de excepcionalidad que se les aplica a estos presos y presas vascas.

Este tema debe formar parte de la Agenda del Estado. La humanización de la cárcel debe sustituir a la política de excepción. La dispersión dura más de treinta años. A las penas durísimas de privación de libertad, se les añade el castigo del alejamiento, que afecta tanto a las personas presas como, más directamente, al colectivo familiar que nunca ha sido juzgado y condenado por delito alguno. De esta forma, el Estado de Derecho se ha ido transformando en un Estado de venganza que le empequeñece. En una vuelta a la “ley del talión” que aún continúa vigente, tras casi 10 años del final de la violencia de la organización ETA y más de un año después de su desaparición.

No se entiende que la política penitenciaria tenga la misma crueldad que en los momentos de máxima violencia. Tampoco se entiende que si la dispersión pretendía ser un mecanismo de presión sobre militantes y familiares para la desaparición de ETA, se mantenga una vez disuelta, en mayo de 2018.

¿O es que acaso recorrer más de 1.000 o 2.000 kms., para visitar a un familiar preso durante no más de 40 minutos, puede responder a criterios de humanidad?

¿O es que acaso, mantener privadas de libertad a personas presas gravemente enfermas, o ponerlas en libertad sólo cuando tienen la seguridad de que morirán de manera inminente, como el recientemente fallecido José Ángel Otxoa de Eribe, responde a criterios de justicia?
¿O es que acaso aplicar un régimen de excepción a estas personas, llevando aparejada una cadena perpetua encubierta, responde a criterios de equidad e igualdad ante la Ley o de reintegración en la sociedad?

No solamente nos afecta a Euskal Herria. La represión alcanza, también, fuertemente a Catalunya, a sus instituciones y representantes políticos y sociales, a quienes queremos mostrar toda nuestra solidaridad. Es más, la agenda judicial y penitenciaria debe permitir un amplio acuerdo con las fuerzas catalanas del cambio.

A los partidos políticos vascos, EAJ/PNV; EH BILDU; PSE; PSN; ELKARREKIN PODEMOS, GEROA BAI e IZQUIERDA – EZKERRA que han mostrado su apoyo a esta reivindicación de forma reiterada en las instituciones de la CAV y Nafarroa y que representan a una inmensa mayoría de la sociedad:

1.- Queremos trasladarles nuestro reconocimiento y agradecimiento por los diferentes pronunciamientos propiciados en los Parlamentos de Gasteiz e Iruña; en las JJGG de los distintos territorios y en una inmensa mayoría de Ayuntamientos, en favor del fin de la política de alejamiento, de la libertad de los presos y presas con enfermedades graves, de una gestión normalizada de la progresión de grados o de la transferencia de la competencia penitenciaria.

2.- Así mismo, y avalados, precisamente, por ese compromiso mostrado en las instituciones, queremos pedirles que esos pronunciamientos deben reflejarse en la negociación que se produzca para la formación de un nuevo ejecutivo estatal. Es el momento de activar políticamente los acuerdos alcanzados y dar valor a lo que se ha venido aprobando en Euskal Herria, haciendo que unos pronunciamientos importantes pero testimoniales, sean una tarjeta de presentación colectiva de una ASPIRACIÓN INELUDIBLE E INAPLAZABLE.

Ahora es el momento de hacer valer el respaldo que ha dado la sociedad vasca a esta reivindicación y de ir cerrando el proceso de fin de la violencia y de sus secuelas.

Que las generaciones venideras no puedan acusarnos de dejación de nuestras responsabilidades ni de dejar pasar las oportunidades. Somos responsables, tanto la sociedad civil, como nuestros representantes políticos en las Cortes Generales, de cerrar o dejar entreabierta la puerta del odio, el sufrimiento y la venganza, ante la oportunidad única que se nos presenta de construir la tan ansiada paz y convivencia presente y futura.

SI NO ES AHORA, ¿CUANDO?


Sare ha convocado movilizaciones en las cuatro capitales durante las fechas navideñas, para «calentar motores» de cara a la manifestación del 11 de enero

El objetivo de estas movilizaciones será «difundir las reivindicaciones básicas» y para exponer que es el momento de eliminar definitivamente «la política penitenciaria de excepción». El 21, 27 y 28 de diciembre reivindicarán la vuelta a casa de las presas y de los presos con enfermedades graves, el fin de la política de alejamiento, los derechos de las niñas y de los niños de la mochila y se denunciará la situación de las mujeres vascas presas.

 

Hemos convocado esta rueda de prensa para informar de las movilizaciones que hemos organizado en las capitales de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa para la segunda quincena de diciembre, en torno a las fechas navideñas. Y también para hacer un llamamiento a la ciudadanía para que participe en dichas movilizaciones.

Como ya sabéis, el 11 de enero, bajo el lema Atera Bidera Orain Presoak, queremos llenar las calles de Bilbao con las reivindicaciones que proclamen que es el momento de poner fin a esta política penitenciaria de excepción. Como hacemos todos los años, dentro de la preparación de la manifestación de enero, consideramos que la Navidad, época en la que nos reunimos con familiares y amistades, es un momento importante, ya que aumenta el vacío de las presas y de los presos que están a cientos y miles de kilómetros.

Y, además, las familias y amistades de más de 200 presas y presos vascos deberán hacer frente a ese vacío en las siguientes condiciones de excepción:

Política de alejamiento, a consecuencia de la cual son todavía 142 presas y presos quienes están a más de 600 y 1.100 km. Y 42, a distancias de entre 590 y 400 km. Sin olvidar que, hasta ahora, han muerto 16 personas en accidentes a causa de esta política.

En el caso de las mujeres, además del alejamiento, se suma la situación de aislamiento. De las 25 mujeres vascas presas en el estado español, 12 están en aislamiento, sin contacto con las compañeras.

De ellas, 5 están en la cárcel con su hija o hijo, Cuatro en Picassent (Valencia) y una, Beatriz Etxeberria, en Aranjuez, en aislamiento con su hija.

También es de destacar la situación de Xua. Está en la cárcel pero el 19 de enero cumplirá tres años y, por lo tanto, será separada de su madre y de su padre.

Como Xua, hay otros 103 (en total 104) niñas y niños de la mochila quienes tendrán que pasar las navidades, una vez más, sin su madre o sin su padre o sin ambos porque están en prisión.

Por último, no podemos olvidar a los 21 presos con enfermedades graves. 21 familias con el corazón encogido, preguntándose durante estas fiestas si ese familiar que está enfermo y lejos estará bien.

Ante esta situación, este año hemos decidido organizar movilizaciones en las cuatro capitales en la época navideña; para reivindicar el derecho de las niñas y de los niños de la mochila a crecer al lado de su padre y de su madre y para pedir que Xua vuelva a casa con su padre y con su madre; para denunciar la pena de muerte que está sufriendo los presos con enfermedades graves; para pedir que se saque del aislamiento a las mujeres presas que están en esa situación, y para exigir que se ponga fin de una vez a esta política penitenciaria de excepción.

Teniendo como base dichas reivindicaciones, con estas movilizaciones queremos plasmar la necesidad de cambiar la política penitenciaria actual, y, para ello, consideramos imprescindible sacar a la calle y activar toda esa diversidad que hemos logrado a lo largo estos años, todos esos acuerdos que hemos logrado en la sociedad y en las instituciones. Porque, en estos momentos en los que se está conformando el nuevo gobierno que se encargará de marcar la dirección del estado español, es totalmente necesario que esa mayoría de la sociedad que está de acuerdo con dichas reivindicaciones salga a la calle y se muestre activa, para que estos cambios tan necesarios para la convivencia y para la paz sean tenidos en cuenta y se hagan realidad. Para que, dando los pasos necesarios, los presos y las presas recorran el camino hacia casa, ¡salgamos nosotras y nosotros al camino!

MOVILIZACIONES: 

📆 21 de Diciembre

1️⃣Gasteiz· 11:30 · Desde el hotel Ruta Europa  (N-1, km 341) a Zaballa
2️⃣Iruñea· 18:00 · Desde la estación de Autobuses vieja

📆 27 de Diciembre, Bilbo · 19:00 · Plaza de la convivencia (Torres Isozaki)

📆28 de Diciembre, Donostia · 12:00 · Boulevard #AteraBideraPresoakEtxera


La red ciudadana Sare ha presentado la unidad didáctica «Las niñas y los niños de la mochila. Análisis y propuestas sobre las necesidades educativas desde el punto de vista de la educación inclusiva»

La red ciudadana Sare ha presentado esta mañana la unidad didáctica elaborada por las especialistas Esti Amenabarro y Marian Bilbatua «Las niñas y los niños de la mochila. Análisis y propuestas sobre las necesidades educativas desde el punto de vista de la educación inclusiva». La presentación se ha llevado a cabo en el campus de Donostia de la UPV. Primero, actual portavoz de Sare Inaxio Oiarzabal ha expuesto los datos* sobre las niñas y los niños de la mochila, además de hacer una breve contextualización, y, después, Esti y Marian han presentado la unidad didáctica.

La unidad didáctica «Las niñas y los niños de la mochila. Análisis y propuestas sobre las necesidades educativas desde el punto de vista de la educación inclusiva» es una reflexión hecha desde el aspecto educativo sobre la realidad de las niñas y de los niños que tienen al padre y a la madre en la cárcel. Según han explicado, han analizado la realidad de las niñas y de los niños que tienen a alguno de sus progenitores o a ambos en la cárcel, y ha sido un análisis desde el ámbito escolar. En dos sentidos; por un lado, han analizado el efecto que tienen en la escolarización de estas niñas y estos niños la cárcel y el alejamiento; y, por otro, han intentado analizar las limitaciones y las dificultades que tiene la escuela para dar una respuesta ante esa situación.

Según han manifestado Esti y Marian, han llevado a cabo este trabajo desde el punto de vista escolar porque consideran que niñas, niños y adolescentes que viven esa situación necesitan una atención y una ayuda específica, sobre todo desde la perspectiva inclusiva. Estas dos expertas han explicado que, cuando se plantea que se deben construir espacios escolares que tengan en cuenta todas las realidades y todas las situaciones de diversidad, esta realidad también debe tenerse en cuenta, ya que la situación de estas niñas y estos niños y adolescentes tiene un impacto directo en su situación escolar.

Así, estos niños y adolescentes viven la cruda realidad de la cárcel (al estar una de las personas de referencia de la estructura familiar o ambas en la cárcel), a lo que hay que añadir las consecuencias de la política de alejamiento (viajes largos y agotadores, carretera, riesgo, lejanía, miedo por la posibilidad de no ver al padre o a la madre, ansiedad…). Amenabarro y Bilbatua creen que todo esto influye en la escuela, y no se puede obviar.

En general, este tema suele ser invisible también en el ámbito educativo. Es necesario que la escuela tenga una filosofía en la que tenga cabida todo el mundo, y para ello es imprescindible que las personas profesionales que trabajan en la escuela se conciencien sobre esta realidad, para poder dar una respuesta adecuada a las vivencias de su alumnado.

Preocupadas por este tema, han trabajado, desde un punto de vista cualitativo, con profesorado que ha tenido esta realidad en sus aulas (entrevistas) y han analizado las preocupaciones y los vacíos que aparecen en la labor de dicho profesorado. En este informe, “hemos intentado recoger todos esos datos, para poder establecer líneas y ámbitos de investigación de cara al futuro”.

Ha destacado dos conclusiones. Por un lado, la falta de preparación del profesorado para abordar este tema y la necesidad de formación específica. Y, por otro, la necesidad de recursos (material didáctico) para trabajar este tema dentro del aula.

* DATOS DE LAS NIÑAS Y NIÑOS DE LA MOCHILA: Hoy en día 5 niñas/niños viven con sus madres en la cárcel: cuatro en Picassent, Valencia (Xua, Haitz, Hilargi y Izadi) eta una en Aranjuez (Irati). En este sentido, Inaxio Oiarzabal portavoz de Sare ha denunciado que Irati y su madre están en aislamiento en Aranjuez y ha remarcado la necesidad de estar con el resto. Por otro lado, todavía hay 104 niñas, niños y adolescentes de la mochila, menores de 18 años, y otros dos en camino. De todos ellos, 13 tienen al padre y a la madre en la cárcel; 6, a la madre, y 85, al padre


Nota de la red ciudadana SARE ante el traslado de la presa vasca Arantza Zulueta

El traslado de la abogada y presa vasca Arantza Zulueta desde la prisión de Zaballa a la de Valencia, supone un nuevo episodio en la política penitenciaria vengativa del Estado español.

 

Debemos recordar, que tanto Arantza, como Jon se encontraban en Zaballa para cumplir la condena de los cinco meses que les quedaban por cumplir tras la condena en el macro-sumario Nº 11/13

El Gobierno español ha optado, una vez más, por la vía más ilógica trasladando a Jon y Arantza; alejarles de sus familiares para el cumplimento de los cuatro meses que aún les queda de cumplimento.

Exigimos al Gobierno español, ponga fin de una vez, a esta política que continúa generando dolor en un colectivo familiar que lleva años padeciendo esta situación. Con el traslado de Jon Enparantza y Arantza Zulueta a Madrid y Valencia se vuelve a poner en riesgo la vida de más personas. Los familiares de Arantza tendrán que realizar más de 500km (más de 500km de ida y 500km de vuelta) todos los fines de semana, afrontando el temporal invernal. Todo esto supone añadir mas dolor y sufrimiento. ¿A quien beneficia este nuevo cambio? ¿Porque sigue el Gobierno Español con políticas del pásado? Solo nos viene una respuesta, venganza.

Pedimos, también, a la sociedad vasca que esté atenta y se movilice ante estas situaciones, porque la defensa de los DDHH nos compete a todas y todos.
Por este motivo, Sare, convoca a la sociedad vasca a la concentración que se celebrará el miércoles, día 13, a las 19:00 frente al Ayuntamiento de Bilbo.


Cientos de personas se manifiestan en Gasteiz, para exigir que el caso de Jose Ángel Otxoa de Eribe sea el ultimo

Jose Angel Otxoa de Eribe, para las estadísticas de los poderes del Estado, será una persona que estuvo presa y fue excarcelada, por tener una enfermedad grave.

Para una parte, cada vez más importante de la sociedad vasca, Jose Angel es un preso vasco, al que le pusieron en libertad, para morir en su casa. No para que fuera tratado fuera de los muros de la prisión de su grave enfermedad. NO. No para que pudiera aliviar su enfermedad y alargar su vida. NO. Fue puesto en libertad, porque su esperanza de vida, era inexistente.

Este Gobierno, ha hecho suya, la circular que en su momento aprobó el Gobierno del PP, donde manifestaba algo tan cruel como que “solo serán excarcelados si hay seguridad que se van a morir pronto”

Así de cruel, pero así de cierto. ¿hay algo más inhumano que esto?

Queremos denunciar, una vez más, una muerte que pudo ser evitada. Denunciamos, que como Jose Angel, hay varios presos más, con enfermedades terminales, que ven como su vida se les escapa, ante la pasividad del Gobierno español y de una Justicia que es cómplice en el cumplimiento de la legislación interna y europea. Ejemplo de ello es el caso de Ibon Fernandez Iradi, al que, una vez más, desde los juzgados han aplazado la decisión sobre su puesta en libertad por la grave enfermedad que padece, perpetuando así este proceso, y manteniéndolo mientras tanto en prisión.

Jose Angel, junto a su delicada situación clínica, sufría él y su familia, el alejamiento, con lo que durante muchos años ha venido padeciendo una doble venganza.

Oier; Juan Mari; y ahora Jose Angel….son nombres de esta ya larga y macabra lista. ¿Quien será el próximo?

Impidamos entre todos y todas, que esto continúe así. Impidamos que la lista siga aumentando y sobre todo hagamos lo posible y lo imposible, para que estas personas salgan con vida de la prisión donde se encuentran.

Una sociedad, que se dice democrática, no debería permitirse que, el odio y la venganza de la cárcel como castigo, sustituya a la búsqueda de espacios de convivencia.

Desde hace mucho tiempo, las cárceles se han convertido en espacios de impunidad y de castigo.

El derecho a la salud, es un derecho fundamental, pero es, también, un derecho universal, que debe de ser respetado para todas las personas, estén presas o en libertad.

Y este derecho a la salud, en el caso de los presos gravemente enfermos, es incompatible con la cárcel.

La condena impuesta por los Tribunales, les priva de su libertad, pero no les puede privar del derecho a la salud y mucho menos de su derecho a vivir.

Esta sociedad esta dispuesta a impedir que continúe la aplicación de la venganza y del odio hacia los presos y presas vascos. Estamos dispuestos. PREST GAUDE AURRERA EGITEKO!

Queremos cerrar la puerta al odio, la venganza y la revancha y abrirla a la libertad, la resolución y la convivencia.

Os invitamos a continuar trabajando. En vuestros pueblos, barrios, escuelas, universidad, fabricas…

Y volveremos a salir a la calle, cada vez que sea necesario.

Marisol; Asier; Garazi...no estáis solos. Tenéis el cariño y el apoyo de vuestro pueblo.

 

Terminamos con un último llamamiento al Gobierno español:

POR HUMANIDAD, POR DIGNIDAD, Y POR LEGALIDAD, LIBERTAD PARA LOS PRESOS GRAVEMENTE ENFERMOS.

LOS QUEREMOS EN CASA Y LOS QUEREMOS VIVOS.


Fallecimiento del preso vasco Jose Angel Otxoa de Eribe (en libertad condicional desde Julio):

Jose Angel Otxoa de Eribe, preso vasco que fue excarcelado a principios de julio por una grave enfermedad, ha fallecido hoy, tres meses después.

Junto al traslado de nuestra solidaridad, afecto y pésame a sus familiares, queremos denunciar el uso y abuso de la cárcel como castigo y como venganza; con la falta de humanismo de sus rectores que solo han accedido a su puesta en libertad, cuando su situación clínica era límite.

Jose Angel fue encarcelado en hace 19 años. En 2015 le diagnosticaron cáncer. Aún habiendo cumplido las ¾ partes de su condena el 2016 y con una enfermedad grave, mantuvieron a Jose Angel en prisión hasta que su estado fue deteriorando hasta el extremo de ser ya irreversible. Según las leyes ordinarias vigentes, Jose Angel debería haber tenido la oportunidad de ser tratado en casa, en condiciones dignas y con el apoyo de sus familiares y médicos de confianza.

Exigimos al Gobierno Español, ponga fin a esta situación de pena de muerte para los/as presos/as vascos/as, poniendo en libertad a los presos gravemente enfermos, antes de que otros puedan seguir el trágico camino de Jose Angel.

Pongan fin a su odio y venganza y actúen con la humanidad que situaciones como esta exigen. Ante este nuevo suceso, Sare, convocará una manifestación este mismo sábado, 2 de noviembre, en Gasteiz a las 17:00 de la tarde frente a Artium.

#PresxsEnfermxsACasa


Nota de la red ciudadana SARE ante el traslado del preso vasco Jon Enparantza

El traslado del abogado, preso, Jon Enparantza desde la prisión de Zaballa a la de Estremera en Madrid, supone un nuevo episodio en la política penitenciaria vengativa del Estado español.

Debemos recordar, que tanto Jon, como Arantza se encontraban en Zaballa para cumplir la condena de los cinco meses que les quedaban por cumplir tras la condena en el macro-sumario Nº 11/13

El Gobierno español ha optado por la vía más ilógica. Alejarles de sus familiares para el cumplimento de los cuatro meses que aún les queda de cumplimento.
Exigimos al Gobierno español, ponga fin de una vez, a esta política que continúa generando dolor en un colectivo familiar que lleva años padeciendo esta situación. Con el traslado de Jon Enparantza a Madrid se vuelve a poner en riesgo la vida de más personas, entre ellas, las de cinco menores, que como el resto de los 103 niños de la Mochila deberán realizar cientos de kilometros para hacer las visitas.  Todo esto supone añadir mas dolor y sufrimiento. A quien beneficia este nuevo cambio? Porque sigue el Gobierno Español con políticas del pásado? Solo nos viene una respuesta, venganza.

Pedimos, también, a la sociedad vasca que esté atenta y se movilice ante estas situaciones, porque la defensa de los DDHH nos compete a todas y todos.

Por este motivo, Sare, convoca a la sociedad vasca a la concentración que se celebrará el Lunes día 28 a las 19:30 en la Plaza Txillardegi de Donostia (Antiguo)


MANIFESTACIÓN, EL 11 DE ENERO, BAJO LA DINÁMICA ORAIN PRESOAK

El 11 de enero, volveremos a llenar las calles de Bilbo. Volveremos a trasladar un claro compromiso con los DDHH de las personas presas.

La movilización social, es la herramienta más importante que tienen las sociedades contemporáneas, para articular mayorías; activar a la sociedad y lograr grandes cambios.

Sin duda, este es un factor decisivo a la hora de conseguir que los objetivos se hagan realidad.

Queremos contagiar a la sociedad vasca, de este espíritu. De esta convicción. De tener las ideas claras, de estar convencidas y convencidos de que si así lo creemos, nuestras metas serán alcanzables.

Queremos insistir en el camino hacia una verdadera paz y convivencia.

ORAIN PRESOAK, es la hoja de ruta que Euskal Herria, en toda su pluralidad, quiere y necesita. Porque poner fin a décadas de sufrimiento y confrontación, es tarea de todos y todas: de la sociedad; asociaciones; de las instituciones políticas y judiciales y por supuesto de los Gobiernos español y francés. Gobierno francés en el se han producido avances significativos y que ojala, sea el espejo en el que se mire el Gobierno español.

La manifestación debe de ser un punto de inflexión importante, que marque un antes y un después, en este nuevo ciclo de activación social, que exige una parte importante de nuestro Pueblo.

Es ahora, cuando hay que dar pasos en favor de los presos y presas: porque es necesario cambiar el ritmo del proceso. Ahora, en vísperas de unas nuevas elecciones en el estado, que, previsiblemente en breve, traerá consigo la creación de un nuevo gobierno, debemos incidir, de manera más rotunda y con el respaldo que nos da los diferentes pronunciamientos de las instituciones vascas, en este tema, la necesidad de un cambio en la política penitenciaria.

El Gobierno español, inicio de manera muy tímida a dar algunos pasos, en la progresión de grados; en el acercamiento de unos pocos presos a prisiones más cercanas; en la concesión de algún permiso penitenciario y a humanizar algo la situación de algunos presos enfermos. Han sido pasos muy pequeños, que creemos deben proseguir de manera más audaz y urgente.

En este objetivo, dedicaremos nuestros esfuerzos y proseguiremos profundizando en la vía de comunicación abierta con instituciones del estado y si avanzan en esta vía, encontraran nuestro apoyo.

Es por ello, que pedimos a esos poderes políticos y judiciales, audacia y determinación, para que estos tímidos pasos, se conviertan en el inicio de un proceso que lleve a la aplicación de una política penitenciaria que ponga fin al régimen de excepcionalidad que sufren los presos y presas vascos y permita diseñar la hoja de ruta del fin de una etapa y el regreso a sus casas.

Porque las familias -que continúan visitando a sus familiares presos con largas condenas, y EH como sociedad, exigimos los cambios que se prometieron de humanización de las cárceles. De poner fin a una política penitenciaria de excepción que carecía de sentido cuando se comenzó a aplicar y mucho más ahora, cuando ETA tomo las decisiones oportunas, que desembocaron en su disolución.

Es por tanto, que el Estado, ya no tiene un problema con una “banda” inexistente. El problema, cada vez más, lo tiene con una sociedad que no quiere que en su nombre, se continúe con la vulneración de derechos que sufren los presos y presas vascos.

Estamos ante una reivindicación universal, porque hablar de DDHH no es defender una opción ideológica partidista, es defender un derecho universal.

El 11 de enero, miles y miles de ciudadanos/as vascos, volverán a demostrar en las calles de Bilbo, que las distintas opciones políticas que expresan la pluralidad de la sociedad vasca, no son ningún obstáculo para la defensa unánime de esos derechos humanos, si queremos avanzar hacia una sociedad en convivencia y paz.

El 11 de enero, volveremos, también, a trasladar en las calles de Bilbo,, nuestro compromiso adquirido en la conmemoración de nuestro quinto aniversario.

Trabajaremos por una sociedad basada en la paz, la justicia y la convivencia. Una sociedad que deje de ser generadora de dolor, sin más víctimas, sin presos ni presas vascos.

Eso nos va a exigir, crear nuevos espacios entre diferentes, escuchando al otro, compartiendo sus vivencias y su dolor. Creando una base solidad de: reconocimiento, respeto y empatía.

Todos estamos necesitados de una profunda autocritica, que contribuya a una cultura colectiva, mediante un ejercicio multilateral de memorias, sobre lo ocurrido, desde un enfoque de respeto a los derechos fundamentales, esta es la mejor forma de construir futuro entre todos.

Vemos el futuro próximo con optimismo. Igual, con demasiado optimismo. Pero somos así. Preferimos ser así.

Nos encontramos ante una nueva era, que nos ha abierto las puertas para avanzar hacia un futuro mejor, que tras décadas de sufrimiento y dolor, merecemos todos. Es tiempo de desatar nudos; de avanzar y de construir desde el derecho, el respeto y la empatía, esa sociedad que tanto anhelamos.

Con este objetivo, trasladamos esta invitación al conjunto de la sociedad vasca. Caminemos juntos y juntas el sábado 11 de enero.

Traslademos al mundo, nuestra voluntad de cerrar heridas y de construir futuro.