Con motivo de las medidas adoptadas por el Gobierno Vasco el sábado pasado ante el aumento de la propagación de la Covid-19 estas últimas semanas, la red Sare Herritarra ha decidido adecuar a la nueva situación la manifestación y el mosaico masivo convocados para el 24 de octubre en Donostia: respetando el número de personas máximo establecido para los actos en el exterior, el 24 de octubre realizaremos un mosaico simbólico con 600 personas, en la playa de la Concha de Donostia. Dos motivos nos han llevado a adoptar esta decisión:

  • Debemos actuar con responsabilidad. Ante el aumento significativo de casos de Covid-19 estas últimas semanas, y siendo conscientes de la gravedad de la situación actual en Gipuzkoa, consideramos Sare debe actuar con responsabilidad. Por un lado, para garantizar la seguridad y la salud de las personas que participan en nuestras iniciativas y movilizaciones. Y, por otro, para evitar una situación de masificación que puede dificultar las labores de rastreo ante un posible brote. Además, aunque las medidas planteadas por el Gobierno Vasco no hayan entrado en vigor todavía, Sare ha recibido la petición de replantearse la manifestación y llevarla a cabo en un contexto más seguro y controlado, planteando otras opciones que eviten los obstáculos que puede generar el hecho de juntar a miles de personas en el mismo espacio.

  • Debemos actuar con responsabilidad, pero también en lo que se refiere a la situación de las cárceles. Por ello, la decisión adoptada se basa en la necesidad de mantener la movilización, aunque de una manera más simbólica y limitada. Como ya explicamos la semana pasada cuando hicimos el llamamiento para participar en la manifestación, a pesar de los consensos logrados a nivel político, institucional, sindical y social, a pesar de que ETA ya no existe, a pesar de que víctimas de diversos ámbitos han abogado por la convivencia sin olvido, a pesar de que los gobiernos de ambos estado hayan mostrado su voluntad por cambiar la política penitenciaria, sigue vigente la política penitenciaria de excepción, tanto para los presos y las presas, como para sus familiares, duplicando su condena. A lo que hay que añadir, como hemos dicho muchas veces desde que empezó esta pandemia, una larga lista de dificultades y obstáculos generados por la Covid-19, las cuales han empeorado la situación de las cárceles y de las familias. Por lo tanto, consideramos imprescindible que la reivindicación del fin de la política penitenciaria de excepción y la de una resolución total y real estén en la calle, en las redes y en los medios; no puede quedarse oculta detrás de esta situación de pandemia, ya que, en este contexto, en lugar de atenuarse la gravedad, ha aumentado.

Así, el próximo sábado, la reivindicación Resolution! Etxera!” estará presente en la Concha de Donostia. Para ello, al objeto de sustituir de manera representativa la manifestación y el mosaico gigante que queríamos llevar a cabo, nos juntaremos en Donostia un grupo de 600 personas conformado por representantes de los pueblos y barrios de Hego Euskal Herria, en nombre de los miles de personas que nos íbamos a juntar para conformar un mosaico con la palabra “Resolution”. Para poder hacerlo de una manera ordenada y controlada, utilizaremos nuestra red que llega a los pueblos y a los barrios, evitando la convocatoria abierta. Pero os hacemos un llamamiento para que ese día os unáis a nosotras y a nosotros en el seguimiento que haremos en las redes y a que difundáis la reivindicación a lo largo y ancho del planeta. Como expusimos la semana pasada, por la urgencia de la situación, porque tenemos que aprovechar la oportunidad que nos brindan los pasos y los acuerdos conseguidos, porque, como sociedad, queremos avanzar hacia la resolución definitiva, hacia la paz y la convivencia, seguiremos con nuestro compromiso y con nuestra actividad, con una actitud responsable ante la pandemia, pero sin olvidar la situación de las personas presas y refugiadas, ni la de sus familiares.